TIME FIELDS I, Hèctor Parra

E «

Diseño de Jesús Llungueras para el booklet de «Made in BCN» (LMG-2154)

Esta es una de las obras más difíciles para saxofón barítono que he tocado. Además de su enorme dificultad técnica, se necesita mucha energía y un gran dominio de las competencias interpretativas para tocar esta obra tan compleja e intensa.

El compositor

HÈCTOR PARRA (Barcelona, 1976) es un reconocido compositor catalán residente en París (Francia) desde 2002. Estudió composición en Barcelona, Ginebra y París, donde acabó sus estudios de composición en el Ircam con J. Harvey y B. Ferneyhough, entre otros, y un Master de Estética del Arte en la Universidad de París 8.

Especialmente dedicado al género dramático, ha compuesto 6 óperas en colaboración con escritores como Marie NDiaye, Händl Klaus, la físico teórica Lisa Randall y directores de escena como Calixto Bieito y Georges Lavaudant, entre otros. Su música ha obtenido siempre un gran éxito de público y crítica por toda Europa.

Clica aquí  para saber más del compositor.

Detalles de la obra

Edición: Edicions Tritó, Barcelona (ESP)
Duración: ca. 6:00
Ámbito (escrito): LA2 – SOL6 (o lo más agudo posible)
TÉCNICAS: Precisión de picados, diversidad de articulaciones, slaps, ¼ tono, smorzatti, sonidos de aire, intervalos muy amplios, multifónicos, dinámicas extremas (ffff-pppp), flatter, registro sobreagudo extremo, glissandi y portamenti, vibrato y oscilaciones, pasajes muy rápidos, cambios súbitos de elementos técnicos y de carácter.
INTERPRETACIÓN: Tocar con mucha intensidad. Conducción del fraseo a través de los grandes rallentandos y accellerandos de la obra.

Significado y estructura

A propósito de la grabación de TIME FIELDS I para «Made in BCN (La Mà de Guido, 2018), Hèctor Parra me comentó:

Bajo la forma de un estudio, TIME FIELDS I está estructurada siguiendo una progresión rítmica estricta hacia el frenesí final, pero que sufre interrupciones constantes (de un tenso estatismo) que tensan y retrasan la llegada. Así, mi intención en aquel momento fue que de la relación dialéctica que estos dos mundos sonoros contrastantes entretejen con los cambios de tempo y los procesos agógicos permanentes, aflorase una expresión sinuosa que deformara nuestra percepción temporal. Creo que este estudio ha sido uno de los puntos de partida de mi trabajo posterior en cuanto a la búsqueda de un lenguaje que integre una escritura escrupulosa de fuerte componente gestual y expresivo en la pequeña y mediana escala con una visión al mismo tiempo espectro-morfológica que abarque también un nivel estructural, a más gran escala.

Para mi, TIME FIELDS I necesita un trabajo detallado y minucioso desde el principio (la lectura de la partitura no es para nada evidente) y, al mismo tiempo, añadir el carácter específico casi propio de cada compás, frase o sección mientras se van perfeccionando los detalles técnicos y así ir madurando progresivamente su interpretación. Sólo así pienso que se pueden llegar a tocar con éxito muchos de sus pasajes tan difíciles, ya que la energía interpretativa, en el caso de esta obra, está muy relacionada con la técnica.

El compositor Antonio Velasco definía muy bien la música de la “New Compexity” en un post de su web: Las obras de estos compositores se caracterizan por una máxima exigencia técnica en la interpretación, rozando lo imposible, lo cual no es un añadido (como podría ser al estilo de la música virtuosa), sino es parte de la obra en sí misma. Las dificultades extremas de interpretación buscan crear una relación más profunda entre interprete y obra, que supere los cánones interpretativos del pasado.

¿Quieres trabajar TIME FIELDS I conmigo? No dudes a contactarme

Comparte esta publicación

Post relaccionados