OXYTON, Christophe Havel

OXYTON

Imagen de la grabación en vídeo de 2011

Sin ninguna duda, OXYTON es una obra de referencia del repertorio de música contemporánea para saxofón barítono. Por este motivo, decidí abrir mi primer disco en solitario BELIEVER (INS Records, 2015) con esta impresionante obra. ¡Indispensable!

El compositor

CHRISTOPHE HAVEL (1956), saxofonista de formación musical, lleva una actividad intensa como artista y pedagogo. Actualmente es profesor de composición de música electroacústica en el CRR de Burdeos (Francia) y en la ESMUC de Barcelona y es miembro, como artista electroacústico y compositor, del prestigioso ensemble francés de música contemporánea Proxima Centauri.

Clica aquí para saber más del compositor.

Detalles de la obra

Edición: P. J. Tonger Musikverlag, Köln-Rodenkirchen (GER)
Duración: ca. 9:00
Ámbito (escrito): LA2 – SIb6
TÉCNICAS: Multifónicos, dinámicas extremas (ffff-pppp), slaps, precisión de picados, diversidad de articulaciones, flatter, registro sobreagudo extremo, glissandi, ¼ tono, vibrato y oscilaciones, pasajes muy rápidos, cambios súbitos de elementos técnicos y de carácter, interpretación performativa.
INTERPRETACIÓN: Tocar con mucha energía expresiva. Cambios de carácter muy contrastados y súbitos. Actitud escénica.

Significado y estructura

“Grito múltiple que poco a poco se oxida y se desmaterializa. Sus resonancias aceradas, al dulce perfume del ácido, convergen hacia el infinito de la inmovilidad” (Christophe Havel)

OXYTON, para saxofón barítono solo, fue compuesta en 1991 y está dedicada a Marie-Bernadette Charrier, una gran saxofonista francesa de música contemporánea, miembro de Proxima Centauri y profesora del Conservatorio de Burdeos. La obra se editó en 1993.

Aunque se trata de una obra para instrumento solo, se aprecia claramente la influencia de la música electrónica en el trato de las texturas sonoras del saxofón barítono, como en los diferentes multifónicos, los fragmentos en flatterzunges (texturas granulares), los cambios de vibratos y oscilaciones o en los finales secos de las notas.

OXYTON es una obra de grandes contrastes. Lo vemos enseguida, por ejemplo, en sus elementos compositivos más básicos, representados por un acorde (multifónico) ácido y metálico y, por otro lado, por un motivo melódico muy rápido y muy articulado de tres notas que evolucionarán de manera independiente a lo largo de toda la obra. O también, por ejemplo, en su carácter, que va desde momentos de máxima agitación hasta momentos de calma profunda. Todos estos contrastes aparecen frecuentemente de una manera súbita.

OXYTON es una obra muy exigente tanto por el control de sus elementos técnicos como por su interpretación expresiva y muy potente. Como pasa con las grandes obras de repertorio de cualquier instrumento, un trabajo minucioso de OXYTON te llevará sin duda a conseguir un gran dominio técnico del saxofón barítono. Y, con el paso del tiempo, cuando retomes esta obra, te darás cuenta que, además de haber reforzado tu técnica, también habrás madurado sus aspectos interpretativos.

¿Quieres trabajar OXYTON conmigo? No dudes a contactarme

Comparte esta publicación

Post relaccionados