Gustavo Britos Zunín

GUSTAVO BRITOS ZUNÍN (n. 1941) es un pianista, compositor y pedagogo uruguayo, que actualmente se dedica principalmente a la composición, tanto de música sinfónica como de cámara, y a ofrecer cursos intensivos para estudiantes avanzados.

Es autor de una metodología científica para la enseñanza de la música, considerando aspectos de la técnica, la interpretación y memorización rápida y segura de un repertorio extenso. La metodología abarca anatomía, psicología y procesos del aprendizaje. Es también autor de Sistemas de Planeamiento de la Enseñanza.

Investigador en diversas ramas del conocimiento, ha publicado diversos artículos analíticos relacionados con los problemas actuales de la composición y la teoría general de la música.

Leer más en la página web del compositor.

Detalles de la SONATA PARA SAXOFÓN BARÍTONO Y PIANO

Podéis adquirirla en la página web del compositor. 4 páginas. Duración: ca. 12:00. Post-romántico.

Nivel: MEDIO-ALTO. Ámbito (escrito): SI2 – DO6

Elementos técnicos: Control de la respiración (frases largas). Variedad de articulaciones. Pasajes rápidos en picado. Registro sobreagudo. Afinación. Variedad de dinámicas Portamenti.

Elementos interpretativos: Tocar con mucha expresividad en las secciones líricas. Tocar con soltura y agilidad en las secciones rápidas. Conjunción con el piano y planos sonoros.

Vista de Montevideo

Comentario de la SONATA PARA SAXOFÓN BARÍTONO Y PIANO

La Sonata de GUSTAVO BRITOS ZUNÍN está escrita en un solo movimiento en forma tripartita con una sección central calmada y reflexiva y con unas secciones rápidas muy brillantes y enérgicas. Toda la sonata tiene un marcado carácter lírico. Recuerdo perfectamente los correos electrónicos que intercambiamos el compositor y yo las semanas previas al estreno, en los que le comentaba, entre otros detalles, que me gustaba mucho este trato que daba al instrumento. Yo pienso que esta SONATA encajaría perfectamente en el repertorio de aquellos baritonistas que suelen tocar transcripciones porque no conocen obras originales.

Estrené esta SONATA PARA SAXOFÓN BARÍTONO Y PIANO en un concierto realizado junto con la pianista búlgara Vanya Pesheva en Bertrange (Luxemburgo) el domingo 3 de diciembre de 2017.

Para esta ocasión pensé en hacer un comentario de la obra diferente al habitual. Por esto, le envié al compositor el siguiente cuestionario donde explica aspectos interesantes sobre el saxofón barítono, su obra y su visión sobre la música clásica en general. Espero que la encontréis interesante.

Aquí la tenéis:

JOAN MARTÍ-FRASQUIER: ¿Habías escrito para saxofón barítono (o lo habías utilizado) anteriormente?

GUSTAVO BRITOS ZUNÍN: No, nunca antes. Tampoco para otro tipo de saxofón. Un día leí un artículo tuyo sobre la poca atención que los compositores le habían concedido en el género de la música clásica que me hizo pensar en ello. Dejé ir mi imaginación y así fue como surgió esta SONATA PARA SAXOFÓN BARÍTONO Y PIANO. Después vino una segunda obra, un IMPROMPTU, para el mismo instrumento pero a solo, que aún no se ha editado.

JMF: ¿Qué aspecto(s) del instrumento te atrajo (atrajeron) más a la hora de escribir la obra?

GBZ: Su sonido parecido a una voz humana. Es una voz que puede susurrar o gritar, cantar un lamento o adquirir un tono burlesco lleno de ironía. Y puede pasar de un carácter a otro con una pasmosa naturalidad. Sin duda esto se presta muchísimo a dejar volar la fantasía como quizás ningún otro instrumento podría hacer. También cada registro tiene posibilidades propias de lirismo y dramatismo. Por supuesto que a medida que se va descubriendo todo esto, la composición se orienta con naturalidad a escribir “para el instrumento”, que es cuando sientes que el instrumento te “dice” alguna cosa.

JMF: ¿Cómo interactúa el saxofón barítono con el piano?

GBZ: Interactúa mucho, en el sentido que el piano no funciona tan sólo como un apoyo armónico al solista, sino que también integra el diálogo temático. Esta combinación depende del carácter de la melodía. Por otra parte, el timbre robusto del saxofón barítono en el registro grave se presta mucho a combinaciones interesantes con el piano, igual que la riqueza de posibilidades de articulaciones en todos sus registros.  

JMF: ¿Con qué intención escribiste la obra?

GBZ: Fue con la intención de aportar algo más al repertorio del saxofón barítono en la música clásica.

JMF: ¿Querías producir algo en especial en el oyente cuando escuchara tu obra?

GBZ: Esta es una pregunta un poco difícil de responder. En general doy a los temas de la obra una “personalidad” y los hago dialogar… como si el carácter de cada uno coincidiera o discrepara en este diálogo. En la SONATA PARA SAXOFÓN BARÍTONO Y PIANO también está presente esta característica de mi estilo, como por ejemplo en la reexposición, el segundo tema “intenta” mantenerse en el piano con la solemnidad que tenía al principio, mientras el saxofón lo contrapone con una variación del mismo tema pero con carácter sarcástico.

JMF: Tú eres pianista además de compositor. ¿Qué haces para componer para un instrumento que no tocas?

GBZ: Pues mira, en esta obra y otras que también escribí para otros instrumentos, primero me familiaricé lo más posible con el timbre y recursos del instrumento, después imaginé cómo sonaría en este instrumento la música que tenía en la cabeza y, finalmente… ¡finalmente pedí opinión a un virtuoso de este instrumento para ver qué decía! Y eso último hice contigo, como sabes, y fue muy fructífero. Humildemente, te digo que algo de esta obra se debe a aportaciones tuyas que yo no había ni pensado.

JMF: ¿Tienes alguna opinión acerca del futuro del instrumento en la música clásica?

GBZ: El futuro del instrumento en los conciertos de música clásica dependerá de si los compositores tendremos o no la suficiente inspiración para transmitir al público lo que sentimos como propio, no como algo ajeno y sólo “para entendidos” en música contemporánea. Si al componer nos alejamos del sistema tonal, pues que sea por una causa artística y no porque “estamos en el siglo XXI”. Y si componemos música “en do mayor” (como decía Schönberg que le gustaba escuchar), pues que también sea por razones artísticas y no porque “se tiene que contentar al público”. Si usamos técnicas extendidas, que sea también dentro del contexto artístico, pero nunca para estar “a tono con la música contemporánea”. Como ves, el tema da para hablar mucho y lo dejo aquí.

Pues bien, os animo a que la trabajéis y no dudéis en contactarme si queréis conocer más detalles de esta SONATA PARA SAXOFÓN BARÍTONO Y PIANO de Gustavo Britos Zunín.

¿Os ha gustado este post? Puedes compartirlo libremente en tus redes y con tus colegas. De paso, anímalos a suscribirse a mi boletín. ¡Serán bienvenidos!