Detalles de SOUND PORTRAITS IV y IVb

Contactad con el compositor para adquirirla (enricriu@yahoo.es) 6 páginas. Duración: entre 5:02 y 5:24. Solo (IV) y electrónica improvisada en tiempo real (IVb). Música contemporánea experimental.

Nivel DIFÍCIL. Ámbito (escrito): no precisado.

Elementos técnicos: Secuenciación del tempo en segundos. Uso de diferentes técnicas de la música contemporánea: slaps, tongue ram, sonidos de aire, microintervalos, growl, multifónicos, ruidos de llaves, voz, etc.

Interpretación: Improvisar siguiendo los parámetros indicados en la partitura. Crear empatía con el público.

Enric Riu

ENRIC RIU es Licenciado (Magister Artium) en Composición por la Universidad de Viena, DEA por la Universidad de Barcelona, y Doctor en Musicología por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Actualmente investiga sobre las posibilidades de mejorar la relación entre compositor, intérpretes y público a través de la co-creación, la multidisciplinareidad y el uso de marcos multi-realidad.

En sus obras abundan los temas relacionados con la moral, la naturaleza, la ignorancia, el consumismo, el miedo, las desigualdades y la libertad. Autores de referencia: Platón, Ch. Small, Th. Mc Evilley, N. Chomsky, G. Lipovetsky, R. Sennet, S. Sassen, E. Goffman y Z. Bauman entre otros.

Principales colaboradores: Ensemble CONCEPT/21, Morphosis Duo, Alter Face, Proyecto Hélade, Joan Martí-Frasquier (saxofón barítono), Adilia Yip (marimba), Kathryn Schulmeister (contrabajo), Marc Horne (flauta), Sixto Franco (viola), Emily Beisel (clarinete) y Tomeu Moll (piano), entre otros.

Lee más sobre el compositor en su página web.

Sound Portrait IV y IVb (versión con electrónica improvisada) buscan, de la misma manera que la mayoría de mis obras escritas a partir de 2014, reforzar la empatía de intérpretes y oyentes con el compositor sin forzar a éste último a rebajar la calidad de sus contenidos. Aquello que cada uno percibe de una obra sigue siendo algo extraordinariamente subjetivo; ni siquiera la música descriptiva ad hoc consiguió unificar sensaciones en su momento. No obstante, rechazar la descripción no significa que la comunicatividad no pueda mejorar: es mucho más que posible, pero se tienen que cambiar posicionamientos y contar con un rol poliédrico de los intérpretes, así como desarrollar la investigación sobre otros enfoques que tienen mucho más en cuenta la aproximación entre las partes.

Enric Riu, 2018

Valoración personal de SOUND PORTRAITS IV y IVb

Estas obras están grabadas en mi disco MADE IN BCN.

Las dos versiones de esta obra forman parte de la serie de piezas para instrumento solo en forma de retratos sonoros (Sound Portraits) con las que ENRIC RIU desarrolla sus investigaciones. El objetivo principal de cada una de estas piezas es encontrar las conexiones que rompan les barreras entre compositor, intérprete y público. Su fin último es transmitir el contenido (o mensaje) de una manera intelectualmente accesible sin tener por ello que renunciar a la calidad y aquí este es precisamente, según el compositor, el gran reto del intérprete.

Reconozco que, cuando recibí esta obra durante las fiestas de Navidad de 2014, en el primer momento no entendí nada de lo que tenía que tocar, ya que la obra no tiene ninguna nota, ni pentagrama, ni símbolo musical convencional, sino 3 grandes bloques cada uno con diferentes líneas.

El primer bloque, de texturas, tiene tres líneas paralelas (1, 2 y 3) con distintas indicaciones de efectos que afecten a la morfología del sonido. El segundo bloque, de registros, tiene dos (I y II) en las que se orienta en la duración de las notas y silencios (A, B, C) en los diferentes registros del instrumento (1º -grave-, 2º -medio-, 3º -agudo-). El tercer bloque, de dinámicas, tiene tres líneas paralelas en las que se indica el rango dinámico a interpretar.

La interpretación de la obra se realiza escogiendo aleatoriamente una línea de cada uno de estos tres bloques (con sus indicaciones de tiempo en segundos independientes) y tocarlas al mismo tiempo, hasta seis veces, sin repetir nunca la misma combinación de líneas. La duración de cada línea es de 50 segundos y tienes dos opciones en el momento de tocar la obra: o bien crear pausas no más largas de 6 segundos cada vez que acabas un conjunto de tres líneas, excepto entre la quinta y sexta vez, que se tienen que tocar seguidas; o bien hacer una pausa sólo entre las veces 2 y 3 y entre la 4 y 5, estableciendo una duración total de la obra en poco más de 5 minutos.

Mi proceso de trabajo de SOUND PORTRAIT IV fue lento al principio y sólo con combinaciones de dos líneas para familiarizarme con la pieza hasta llegar a tocar simultáneamente las tres líneas sin problema. Aunque esta obra no es tan abierta como me pareció desde un principio, ya que tiene elementos estructurales que aparecen siempre (os invito a que escuchéis las dos versiones grabadas en el disco para ver si encontráis parecidos y diferencias), tengo que decir que nunca la he tocado dos veces igual, ya que siempre surgen nuevas melodías y sonoridades. Como más detenidamente he trabajado esta obra, más recursos creativos he ido encontrando, por lo que, si os gusta la música improvisada, pienso que lo pasaréis muy bien tocándola.

La versión SOUND PORTRAIT IVb surgió posteriormente de una propuesta de concierto en la que tenía que tocar con Joan Bagés, un excelente artista sonoro (tanto como compositor como intérprete de dispositivos electrónicos) con quien tengo el gusto de formar dúo. Aunque Enric no había pensado su obra para ser tocada con electrónica, sintió curiosidad por ver su influencia en el global de la obra y dejó que el intérprete de la electrónica improvisara libremente sobre el material sonoro que le llegara del saxofonista en tiempo real.

La versión a solo la estrené en el 17º Congreso Mundial del Saxofón “SaxOpen”, en Estrasburgo (Francia) en julio de 2015 y la versión IVb en el ciclo de coniertos Música d’Ara 2016 de la Associació Catalana de Compositors Actuals en Barcelona en octubre de 2016 con Joan Bagés a las electrónicas.

Si queréis saber más sobre SOUND PORTRAIT IV y/o IVb, no dudéis en consultarme.