Esta obra está inspirada en un estilo de música tradicional japonesa para ser tocada por un shakuhachi, un tipo de flauta de bambú muy versátil con una rica paleta sonora.

RYO NODA (Amagasaki, Japón, 1948) es un saxofonista que, después de graduarse en Osaka, amplió sus estudios con Frederick L. Hemke en Chicago (USA) y Jean-Marie Londeix en Bordeaux (Francia). Sus composiciones, mayoritariamente para saxofón, tienen una gran influencia de la música tradicional japonesa y muchos elementos de la música contemporánea occidental.

Detalles de FANTAISIE ET DANSE

Alphonse Leduc, París (F). 3 páginas. ca. 6:00 duración. Música contemporánea inspirada en la tradicional japonesa.

Nivel de dificultad MEDIO-ALTO. Ámbito (escrito): LA2 – DO6

Aspectos técnicos: Glissandos y portamentos. Vibratos y ondulaciones. Bisbigliandos. Flexibilidad: intervalos amplios. Pasajes rápidos de mecanismo. Precisión en el picado y claridad de las articulaciones. Slaps. Control del registro sobreagudo. Control de las dinámicas (especialmente en pp) en todos los registros.

Aspectos interpretativos: Tocar según las características de la música tradicional japonesa. Tocar con precisión rítmica.

Significado y estructura de FANTAISIE ET DANSE

Recuerdo que la primera obra de música contemporánea que toqué con el saxofón fue la Improvisation 1 de Ryo Noda y me gustó mucho aquella fusión entre la música de Occidente y la del Lejano Oriente. Unos años más tarde, cuando descubrí que en la FANTAISIE ET DANSE había escrito un la grave (opcional) pensé que esta obra podría quedar muy bien en el barítono, aunque tal vez sonaría a un shakuhachi demasiado grave (normalmente, los shakuhachis más grandes suelen medir alrededor de un metro, más o menos como un saxofón alto). De todas maneras, la razón por la que la grabé esta obra en mi disco Believer, fue para hacer un homenaje al compositor de la primera obra contemporánea que toqué con el saxofón (alto, entonces).

Tanto FANTAISIE ET DANSE como gran parte de la música de Ryo Noda, está fuertemente inspirada en un estilo de la antigua música tradicional japonesa: el Honkyoku, un tipo de piezas originales para shakuhachi solo. El Shakuhachi es un tipo de flauta de bambú extremamente versátil y capaz de producir grandes diferencias en su paleta sonora… ¡casi como un saxofón!

Esta obra se divide en tres partes. La primera y la tercera muestran el carácter profundamente expresivo de la música honkyoku y la segunda parte es de carácter contrastadamente vivo y rítmico. La edición no contiene compases pero las partes se distinguen muy claramente:

  • PARTE 1 (1ª página): Las notas largas y los grandes silencios predominantes en esta sección junto al carácter “misterioso” el tempo “lento” nos evocan un estado de meditación. A medida que avanza esta sección, progresivamente aparecen figuras rítmicas rápidas y se acortan los silencios, dando sensación de movimiento. Los elementos técnicos que aparecen son las ondulaciones del sonido, portamentos, bisbigliandos y, sobretodo, los ataques sobre las notas de adorno que preceden a las principales de la melodía.
  • PARTE 2 (páginas 2 y 1ª mitad de la 3ª): La danza presenta una gran variedad de articulaciones (acentos, staccattos, slaps, etc) y muchos contrastes de dinámicas. Las figuras predominantes son las semicorcheras y el tempo es bastante rápido. Es la parte más corta de la obra.
  • PARTE 3 (2ª mitad de la página 3): Su carácter es muy parecido al de la primera sección, aunque es un poco más breve y, al contrario de lo que pasaba en la 1ª parte, la sensación de movimiento disminuye a medida que la obra llega a su fin, con notas y silencios cada vez más largos.

Mira el vídeo:

¿Cómo trabajar la obra?

FANTAISIE ET DANSE no es una obra difícil técnicamente aunque sí tiene algunos aspectos técnicos exigentes y su interpretación debería basarse en tal como se tocan las obras de este género.

Para tocar bien la 2ª parte de la obra deberás tener un picado ligero y muy preciso, bien coordinado con tus dedos, y una buena paleta de articulaciones (acentos, slaps, sforzandos, etc) en todos los registros: desde el si bemol o la grave (opcional) hasta el fa# agudo (o, opcionalmente, los pasajes en el registro sobreagudo hasta el do). Aunque algunos acentos no están indicados en la partitura, yo los añado en algunos momentos para reforzar aún más el carácter rítmico de esta sección.

También las diferencias en los matices son grandes en la 2ª parte, tanto en los registros agudos como en el grave. En algunos momentos yo hago contrastes de matices y reguladores que no están escritos para dar mayor intención a mi interpretación.

Un aspecto delicado técnicamente en FANTAISIE ET DANSE es el control de las notas graves en pianísimo y añadiendo las ondulaciones (y/o vibratos) y los portamentos en las secciones lentas. Es cuestión de dirigir bien tu aire caliente y controlar bien la posición de la garganta para que puedas resolverlo con éxito.

La manera de interpretar música de un país tan lejano geográfica y culturalmente para un europeo occidental como yo fue buscar referencias de intérpretes del instrumento original. Me gustó mucho este vídeo de Horacio Curti de donde saqué ideas para la interpretación de algunos elementos técnicos de la obra como los ataques sobre las notas de adorno anticipadas, los finales de las notas, el espacio de los silencios, el sonido “amaderado” (incluyendo el del aire) del instrumento, etc. Me pareció muy ilustrativo.

Los tempos de las secciones son más o menos orientativos y pienso que prevalece más el carácter que la velocidad. Sobre todo, en las partes 1ª y 3ª de FANTAISIE ET DANSE pienso que la duración de las notas y los silencios es también orientativa y depende del estado de ánimo en que te encuentres y el que quieras producir en quien te escucha.

A mi me gusta mucho tocarla de memoria (pienso que es fácil de memorizar) y buscar situaciones para sorprender al público (aunque no las busques, la obra, ya de por si, queda muy bien en concierto).

¿Te animas a trabajarla?